🇨🇱 ¡Feliz año 2021!

EnglishSpanish

Carrito

x CERRAR

  • 0

    Ventajas de activar las semillas y los frutos secos

    Nov 04, 2020
    by admin

    Activar los frutos secos y semillas es remojarlos en agua durante un tiempo determinado. Este proceso se realiza con la finalidad de disminuir la cantidad de antinutrientes presentes en los alimento.

                Las semillas han elaborado barreras químicas que las resguardan de una germinación precoz en un ambiente que sea poco favorable. Estas barreras se denominan “antinutrientes”, porque no permiten aprovechar toda la riqueza de minerales, vitaminas, proteínas, grasas o carbohidratos de los granos.

                Además, provocan digestiones pesadas, pues el organismo debe hacer un gran trabajo para asimilarlas. Entre los antinutrientes más conocidos encontramos:

    Ácido fítico: impide la asimilación de muchos minerales. También interfiere en la asimilación de proteínas, almidones y grasas, con lo que hace las digestiones más pesadas.

    Inhibidores enzimáticos: se adhieren a las enzimas y anulan su acción metabólica.

    Taninos y polifenoles: son antioxidantes, pero bloquean la absorción del hierro y el cobre y reducen la digestibilidad de las proteínas.

    Oxalatos: impiden especialmente la absorción de calcio y su exceso produce cálculos renales.

                Los antinutrientes se neutralizan en un entorno idóneo de humedad y calor. Esto es lo que hace la activación de semillas: situarlas en un medio favorable que inicie la germinación, el punto álgido del valor nutricional de la semilla.

    ¿Por qué es conveniente eliminar los inhibidores enzimáticos?

                Al eliminar los inhibidores enzimáticos mejoramos la digestión de estos alimentos siendo mejor tolerados y el ácido fítico que contienen se reduce, mejorando así la absorción de minerales.

    Método adecuado para activar semillas y frutos secos

    • Remojar entre 6 y 12 horas, en agua abundante (deben ser frutos secos crudos, no tostados y semillas para germinación).
    • Cambiar el agua 2 o 3 veces.
    • Enjuagar bien y escurrir.

    Frutos secos que no necesitan estar activados:

    ●      Los que han sido tostados, el calor ya ha destruido los antinutriente. Por ejemplo, el sésamo tostado, maní tostado, almendra tostada.

    ●      Los que han sido sometidos a calor para eliminar la corteza tóxica que los recubre, como la castaña de Cajú.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    arrow top