🇨🇱 ¡Feliz año 2021!

EnglishSpanish

Carrito

x CERRAR

  • 0

    ¿Por qué incluir fruta deshidratada en tu dieta?

    Nov 24, 2020
    by admin

    La fruta deshidratada se ha vuelto un indispensable en la dieta de muchas personas. Sin embargo, su sabor dulce hace que surjan dudas acerca de si es o no un alimento saludable. 

    La fruta deshidratada es una pieza de fruta a la que se le ha extraído su contenido de agua mediante un proceso de secado o deshidratación. Este proceso reduce su tamaño y peso. También se producen cambios en su sabor que es mucho más dulce y en su textura, la cual se vuelve grumosa debido a la pérdida de agua.

    No tiene azúcares añadidos. Al extraérsele la mayor parte de su contenido acuoso, se produce una mayor concentración de nutrientes y azúcares en piezas de menor tamaño y peso. Por esto deben consumirse con moderación. Al igual que los frutos secos, la cantidad recomendada es de un puñado al día (50g aprox.).

    Dentro de los beneficios de la fruta deshidratada podemos encontrar:

    • Destacan por su alto contenido en fibra, lo cual las convierte en un alimento ideal para prevenir el estreñimiento y favorecer el tránsito intestinal. Las frutas deshidratadas con más fibra son las ciruelas y las pasas
    • Son una importante fuente de minerales, entre los que destacan el hierro y el calcio. También tienen potasio y vitaminas del grupo B y E, además de antioxidantes. Por esto son un alimento ideal para deportistas, ya que favorecen la recuperación tras un esfuerzo intenso. Además, proporcionan gran cantidad de energía.
    • Son aptas para personas diabéticas, las cuales no pueden comer una amplia cantidad de fruta por su alto contenido en azúcar. Sin embargo, las frutas deshidratadas tienen un índice glucémico más bajo debido a su mayor concentración de fibra y antioxidantes

    Las frutas deshidratadas son un alimento muy nutritivo y práctico para trasladar y comer entre horas a modo de snack saludable. Son muy saciantes, debido a su alto contenido en fibra. Una pequeña cantidad permite calmar la ansiedad entre horas, sin consumir calorías de más.

    También son una buena forma de incluir las vitaminas, minerales y energía que necesita el cuerpo para funcionar correctamente. Las más comunes son: uvas, ciruelas pasas, higos secos, plátano y manzana. Lo más habitual es consumirlas a modo de snack, aunque también pueden añadirse a recetas de ensaladas, desayunos y barritas energéticas.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    arrow top